Modelo 720 en Gipuzkoa. Declaración Informativa sobre Bienes y Derechos Situados en el Extranjero. Año 2015

inicioEste año 2015 es el segundo ejercicio en el que está vigente la obligación de declaración de los bienes situados en el extranjero que tenemos que presentar los residentes en Gipuzkoa. El plazo para su declaración finaliza el próximo día 31 de marzo de 2015. La declaración deberá hacerse de manera telemática mediante la presentación del modelo 720 y afecta a los bienes situados en el extranjero de los que se haya sido titular durante el año 2014. 

Los requisitos y circunstancias que marcan este deber de información son los mismos que el año pasado, no obstante, la normativa prevé que, si ya se presentó la declaración correspondiente al año 2013, en el año 2014, en determinados supuestos no haya obligación de declarar este año 2015.

Pasamos, por tanto, en primer lugar, a exponer los casos en los que, habiendo ya presentado la declaración modelo 720 en el año 2014, no habría obligación de efectuar la declaración este año 2015. Posteriormente, pasaremos a explicar los resulta en los que con carácter general es aplicable la obligación de información.

Cómo ya comentábamos el año pasado, esta obligación de declaración son más cuatro obligaciones de información que una sola. En este sentido, los requisitos para no tener obligación de declarar se fijan de forma independiente para una de las cuatro obligaciones, de forma que habrá que mirar cada una de ellas y ver en cual tendremos que declarar y en cual, en su caso, no.

Estas cuatro obligaciones de información son:

1.- Información sobre cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.

En este grupo no habrá obligación de declarar cuando, en el año 2014, los saldos a 31 de diciembre y el saldo medio del último trimestre, en el conjunto de todas las cuentas de que se sea titular, autorizado, representante o titular real, no se hayan incrementado con respecto al año anterior en más de 20.000,00 €.

De esta forma, si cualquiera la sumas de los saldos a 31 de diciembre, o la suma de los saldos medios del último trimestre del año, fueran superiores a los declarados el año anterior en más de 20.000,00 €. Sí habría que presentar la declaración.

En todo caso, habrá obligación de declaración cuando se hubiera dejado de ser titular, autorizado, representante, apoderado o titular real de cualquiera de las cuentas que hubieran sido objeto de declaración en el año anterior.

2.- Información sobre valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero.

No existirá obligación de declaración cuando el valor conjunto de los elementos patrimoniales, pertenecientes a este grupo, haya sufrido un incremento con respecto al año 2014 en más de 20.000,00 €.

En todo caso será obligatorio presentar la declaración cuando se haya dejado de tener la condición de titular de alguno de estos elementos durante el año 2014, y que fueron objeto de declaración en el año 2014.

3.- Información sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.

No habrá obligación de declarar cuando el valor de los bienes y derechos no resulte superior en más 20.000,00 € a los del año 2014. En este caso si no ha habido ninguna alteración en la composición del patrimonio compuesto por bienes inmuebles o derechos sobre los mismos, no habrá obligación de declarar.

Si habrá obligación de declarar cuando se haya dejado de ser titular de alguno de los bienes o derechos declarados en el año 2014.

4.- Información sobre bienes muebles y derechos sobre los mismos situados en el extranjero o que estén matriculados o consten en registros de países extranjeros.

En este caso, habrá obligación de declarar cuando se incorporen nuevos bienes situados en el extranjero al patrimonio. 

En todo caso será obligatoria la presentación de la declaración, cuando se haya dejado de ser titular durante el año 2014 de bienes ya declarados.

A continuación pasamos a recordar los requisitos generales por los que nacería la obligación de información y en los que por tanto, habría que presentar la declaración modelo 720. Estos requisitos son los mismos que los del año 2014.

En primer lugar, debemos considerar que este segundo año podría darse por primera vez la obligación de presentación de la declaración por superar el límite de los 50.000,00 € en posiciones financieras o bienes respecto de los que el año pasado 2014 no hubo obligación de presentar la declaración por no superar dicho importe.

1) Obligación de información de las cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.

Están obligados a informar las personas físicas y las jurídicas (las sociedades) los entes sin personalidad jurídica (caso de las comunidades de bienes y herencias yacentes) etc, residentes fiscales en Gipuzkoa.

Deberán declarar cuando sean titulares de cuentas, o cuando figuren como representantes, autorizados o beneficiarios o cuando tengan poder de disposición o sean titulares reales de cuentas que se encuentren situadas en el extranjero a 31 de diciembre de cada año. O bien lo hubieran sido a lo largo del año aunque a 31 diciembre hayan dejado de serlo o la cuenta haya sido cerrada.

La información a suministrar en este caso de las cuentas comprende:

– La Razón social o denominación completa de la entidad bancaria o de crédito y su domicilio.

– Identificación completa de las cuentas.

– Fecha de apertura o cancelación de la cuenta o del apoderamiento o autorización. 

– El saldo a 31 de diciembre y el saldo medio del último trimestre del año. 

Las cuentas a las que hace referencia la obligación serían,  

– Cuentas Corrientes.

– Cuentas de Ahorro

– Imposiciones a plazo, o depósitos a plazo.

– Cualquier otro tipo de cuenta o depósitos dinerarios con o sin retribución, produzcan o no intereses.

La obligación de información no abarcará las siguientes cuentas:

– Las de titularidad de personas jurídicas y demás entidades que estén registradas en su contabilidad de forma individualizada e identificadas por su número, entidad de crédito y sucursal en la que estén abiertas y el país o territorio en el que se encuentren situadas. 

– Las de titularidad de personas físicas que desarrollen una actividad económica que lleven su contabilidad de acuerdo al Plan General Contable y que figuren registradas en la misma de forma individualizada e identificadas por su número, entidad de crédito y sucursal en la que figuren abiertas y país o territorio en que se encuentren situadas.

– Las de titularidad de personas físicas, jurídicas y demás entidades abiertas establecimientos de entidades bancarias españolas que se deban ser objeto de declaración por estas entidades siempre que hubieran podido ser declaradas conforme a la normativa del país donde esté situada la cuenta. 

Esta exención de obligación queda en todo caso fuera del control de titular de la cuenta. Este apartado hace mención a la obligación de información que las entidades de crédito tienen de informar a la Administración Tributaria de las cuentas que residentes fiscales españoles tengan abiertas en sucursales, dependientes de la entidad financiera española, en el extranjero. 

Esta obligación de información que tienen los bancos respecto de cuentas de residentes abiertas en sus oficinas en el extranjero, afecta a las oficinas bancarias que pertenezcan a la sociedad española y no a una filial de esta. De forma que si tenemos abierta una cuenta, por ejemplo, en el Banco Santander en Argentina, y el Banco Santander en Argentina es un sociedad argentina filial del Banco Santander en sociedad Española, éste no declarará por esas cuentas y sí habrá obligación de informar de las mismas.

En este caso en concreto se presenta una alternativa, o se le pide a la oficina bancaria certificación de que cumple con su obligación de información respecto a la cuenta que tengamos abierta en el extranjero, o se cumple con la información con independencia de que nuestra cuenta sea objeto de información por el Banco.

Esta segunda opción sería, desde nuestro punto de vista la más conservadora al no tener nosotros el control sobre los elementos objeto de la exención de información. 

– Esta exención es la más importante al suponer un mínimo exento de la obligación de información. No habrá obligación de información cuando los saldos a 31 de diciembre no superen conjuntamente, la suma de todos los saldos de este tipo de cuentas, los 50.000,00 €. Esta misma circunstancia debe cumplirse con respecto a los saldos medios del último trimestre. 

Si se superan estos saldos se deberá informar sobre todas las cuentas. 

El plazo de cumplimiento de la obligación será entre el 1 de Enero y 31 de Marzo de cada año en relación al año anterior.

En los años sucesivos solo se deberá presentar declaración cuando los saldos a 31 de diciembre, conjuntamente o los saldo medios del último trimestre, también conjuntamente, hayan tenido un incremento respecto a los del año anterior de más de 20.000,00 €. 

En todo caso será obligatoria la presentación de la declaración en el caso en que los saldos superen los 50.000,00 € en el caso en que se deje de tener respecto a las cuentas la condición de titular, representante, apoderado, autorizado o se deje de tener la condición de titular real.

2) Obligación de información sobre valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidos en el extranjero.

Se establece la obligación de información de las personas físicas y jurídicas, sociedades, entes sin personalidad jurídica, caso de las comunidades de bienes y herencias yacentes etc, residentes fiscales en Gipuzkoa.

Que sean titulares a 31 de diciembre de cada año, de los siguientes bienes y derechos:

1.- Valores o derechos representativos de la participación en cualquier tipo de entidad jurídica (principalmente acciones o participaciones sociales en sociedades con actividad económica).

Se informará de la razón social o denominación completa de la entidad jurídica, del tercero cesionario o identificación del instrumento o relación jurídica y el domicilio.

La información a facilitar será el saldo a 31 de diciembre, de los valores  y derechos de la participación en fondos propios (acciones), incluyendo el número de valores, clase de los mismos y su valor.

2.- Valores representativos de la cesión a terceros de capitales propios (básicamente renta fija pública y privado).

Se informará de la razón social o denominación completa de la entidad jurídica, del tercero cesionario o identificación del instrumento o relación jurídica y el domicilio.

La información a facilitar será el saldo a 31 de diciembre de los valores de cesión de capitales (renta fija) incluirá el número, clase y valor de éstos.

3.- Valores aportados para su gestión o administración a cualquier tipo de instrumento jurídico, caso de fideicomisos y trusts.

Se informará del saldo de los valores aportados al instrumento jurídico, se incluirá el número, clase y valor de lo éstos.

4.- Acciones y participaciones en el capital social o fondo patrimonial de instituciones de inversión colectiva (equivalentes a Fondos de Inversión y SICAVs).

En este caso de Fondos de Inversión la información a facilitar será la razón social o denominación completa del fondo, su domicilio, número y clase de las acciones o participaciones, o en su caso el compartimento al que pertenezcan, así como su valor liquidativo a 31 de diciembre.

5.- Seguros de vida o invalidez y las rentas temporales o vitalicias de los que sean tomadores a 31 diciembre.

Se informará del valor de rescate a 31 de diciembre identificando la entidad aseguradora indicando la razón social o denominación completa y su domicilio.

– En el caso de Fondos de Inversión la información a facilitar será la razón social o denominación completa del fondo, su domicilio, número y clase de las acciones o participaciones, o en su caso el compartimento al que pertenezcan, así como su valor liquidativo a 31 de diciembre.

Deberá igualmente cumplir con la obligación de declaración el que no siento titular a 31 de diciembre lo haya dejado de ser en el algún momento del año. Este facilitará la información anterior referida a la fecha en que haya dejado de ser titular. 

No existirá obligación de informar en los siguientes supuestos:

* Cuando el obligado será una persona jurídica o entidad que tenga registrados en su contabilidad de forma individualizada los valores, derechos, seguros y rentas.

* Cuando los valores de los elementos objeto de declaración no superen conjuntamente los 50.000,00 €. El valor de 50.000,00 € a superar es la suma de los valores de todos los elementos incluidos en este aparatado, esto es acciones, participaciones sociales, seguros, rentas y fondos de inversión.

El plazo de declaración será entre el 1 de enero y 31 de marzo de cada año, este primer año hasta el 31 de marzo de 2015.

En los años sucesivos solo se deberá presentar declaración cuando el valor conjunto de todos los elementos patrimoniales vistos a 31 de diciembre, hayan tenido un incremento respecto a los del año anterior de más de 20.000,00 €.

En todo caso será obligatoria la presentación de la declaración en el caso en que se superen los 50.000,00 € cuando se deje de tener la condición de titular durante el año antes de 31 de diciembre.

3) Obligación de Información sobre Bienes Inmuebles y Derechos sobre Bienes Inmuebles Situados en el Extranjero 

La obligación información afecta a las personas físicas y jurídicas, sociedades, entes sin personalidad jurídica, caso de las comunidades de bienes y herencias yacentes etc, residentes fiscales en Gipuzkoa que sean titulares o tengan la condición de titular real a 31 de diciembre de cada año, de bienes inmuebles, o derechos sobre los mismos, situados en el extranjero.

Se informará de los siguientes datos:

*. Identificación del inmueble especificando su tipología.

*. Situación del Inmueble, País o territorio en el este localizado, localidad, calle y número.

*. Fecha de Adquisición.

*.Valor de Adquisición.

En caso de derechos de sobre los bienes inmuebles ser informará además de la fecha de adquisición del derecho y de su valor a 31 de diciembre de cada año, según las normas del impuesto sobre la Riqueza y Grandes Fortunas.

La obligación de información incluye a quien haya dejado de ser titular del bien inmueble a lo largo del ejercicio, en cuyo caso deberá facilitar el valor de transmisión del inmueble o derecho y la fecha de la transmisión.

No existirá obligación de información cuando:

– Sus titulares sean las personas jurídicas que los tengan registrados en su contabilidad  de forma individualizada y suficientemente identificados. 

– Sus titulares sean personas físicas que desarrollen una actividad económica que lleven su contabilidad de acuerdo al Plan General Contable y los registren en ésta de forma individualizada y suficientemente identificados. 

– Cuando los valores de los bienes inmuebles o de los derechos conjuntamente no superen los 50.000,00 €.

El plazo para cumplir con la obligación de información será entre el 1 de enero y 31 de marzo de cada año respecto al año anterior.

La presentación deberá realizarse en años sucesivos solo cuando el valor conjunto de los bienes inmuebles o derechos sobre los mismos resulte incrementado en 20.000,00 respecto al que determinó la presentación de la última declaración. 

En todo caso sí será preceptiva la presentación de la declaración cuando se deje de ser titular de los bienes o derechos durante el año antes de 31 de diciembre.

4) Obligación de Información sobre Bienes muebles y Derechos sobre Bienes Muebles Situados en el Extranjero o que estén matriculados o consten en registros de países extranjeros 

Se prevé la obligación de información de las personas físicas y jurídicas, sociedades, entes sin personalidad jurídica, caso de las comunidades de bienes y herencias yacentes etc, residentes fiscales en Gipuzkoa que sean titulares, o tengan la condición de titular real, a 31 de diciembre de cada año de bienes muebles o derechos sobre los mismos.

Bienes objetos de declaración:

-. Aquellos cuyo valor unitario sea superior a 50.000,00€. (Resaltar en este punto que el valor se refiere a cada bien no al conjunto de todos los bienes muebles). Cuando estos bienes se encuentren en el extranjero a 31 de diciembre o se hayan encontrado en algún momento del año.

En el caso de dinero o piedras o metales preciosos el valor de 50.000,00 € se referirá al valor conjunto de los mismos. 

-. Los matriculados o que consten en registros de países extranjeros con valor unitario superior a 50.000,00 €.

Se deberá facilitar la siguiente información:

*. Identificación del Bien y su tipología.

*. Ubicación del bien, País o territorio en el que se encuentre situado.

* Registro en el que figure inscrito o matriculado y el país. 

* Fecha de Adquisición.

* Valor de Adquisición.

No existirá obligación de información:

– Aquellos en los que sean titulares personas jurídicas que figuren registrados en su contabilidad de forma individualizada y suficientemente identificados.

– Aquellos de los que sean titulares personas físicas que desarrollen una actividad económica que lleven su contabilidad de acuerdo al Plan General Contable y los registren en ésta de forma individualizada y suficientemente identificados. 

La presentación de la declaración en años sucesivos solo será obligatoria cuando se incorporen nuevos bienes o derechos al patrimonio en el extranjero, o los bienes declarados en años anteriores experimenten, como consecuencia de la incorporación de nuevos elementos a los mismos, un incremento de valor superior a 20.000,00 € respecto al que determinó la presentación de la última declaración. 

En todo caso será obligatoria la presentación de la declaración respecto de los bienes que se deje de ser titular durante el año antes de 31 de diciembre. 

Esta entrada fue publicada en Bienes en el Extanjero, Declaracion, Gipuzkoa, Modelo 720, Obligación de Información y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario